Ya conoce su mercado, preparó su material (contenido web, presentación, publicidad, curso de capacitación), pensó cada palabra… en español.

¿Por qué no dedicarle el mismo nivel de atención a la hora de traducirlo?
En muchos casos, el primer punto de contacto (y, a veces, el único) que tiene con su interlocutor es a través de este contenido. Por eso, tanto a corto como a largo plazo, es recomendable pensar en este proceso no solo como una formalidad, sino como un fin en sí mismo.

Lo primero que hago es familiarizarme con su empresa u organización. ¿Cuál es su desafío? ¿Qué objetivos desea alcanzar? ¿En qué etapa del proyecto se encuentra? ¿No sabe cómo comenzar?

 

Un buen punto de partida es enviar el material para obtener una cotización.

Cuanta más información pueda aportar sobre el proyecto, mejor. Esto me ayudará a comprender el alcance y ofrecer la propuesta lingüística que mejor se adapte a sus necesidades.

Es cierto que muchas personas pueden comprender un idioma a grandes rasgos, pero a veces esto no es suficiente.

Sobre todo si se trata de material promocional, sesiones de entrenamiento para empleados, cursos de seguridad en el lugar de trabajo… en breve, cualquier mensaje que, si no se transmite adecuadamente, podría poner en riesgo la reputación y credibilidad de su empresa u organización.

Contratar a un traductor profesional es la mejor manera de asegurarse de que su mensaje llegue a buen puerto.

Las buenas traducciones son el resultado de tres etapas: traducción propiamente dicha, revisión y lectura en formato final.
Si necesita todos estos servicios, no desespere: con el correr de los años me he rodeado de colegas que comparten mis valores: precisión, meticulosidad y fiabilidad.

Asimismo, no dude en comunicarse si ya tiene una traducción como punto de partida y desea una segunda opinión.

Si llegó hasta aquí, es porque su empresa u organización tiene alguna relación con el mundo angloparlante.

Tal vez esté por ingresar en un nuevo mercado, exporte un producto o servicio, o simplemente desee tener mayor alcance.

Precisamente esto es lo que permite la traducción.

Un solo idioma, más de 400 millones de personas.
Cada palabra cuenta.
Que el mensaje se entienda sin lugar a dudas.
Su proyecto, mi prioridad.
Manos a la obra.
epuntillo

Copyright 2017 epuntillo.com

ProZ_Eugenia Puntillo
LinkedIn_Eugenia Puntillo